¡La riqueza de Normandía es también sus buenos platos frescos y vitaminados! Desde fruta hasta platos, postres y digestivos, ¡abra bien los ojos y las papilas gustativas!